El hombre que conquistó el mundo con canciones que se convirtieron en un mensaje de amor, por eso considera que no es una imposición religiosa, sino todo lo contrario, llegará a Corrientes el domingo 4 de noviembre próximo y se presentará en el anfiteatro Mario del Tránsito Cocomarola a partir de las 20.



Para que mis canciones no fueran un mensaje de amor, tendría que dejar de ser yo”, aclaró Martín Valverde en diálogo con la prensa local. De todas maneras dijo que nunca se pone en contra o se hace enemigo de otros. “Si alguien del público no va a mi iglesia o no la tiene, el chiste es que lo que yo vaya a cantar le sirva, le guste y le dé esperanza de un día más; si eso pasa me doy por pagado”, dijo.

En ese sentido, expresó que “cuando los artistas hablan de que el arte es sanador no lo hacen sólo como un mero predicamento porque son ellos mismos quienes lo vivencian. Puedo asegurarles que las canciones sirven, yo me las automediqué cuando estuve en terapia intensiva y terapia intermedia, tienen mensajes de vida, esperanza, ayudan a pasar los momentos de crisis”, señaló al hacer referencia al accidente de tránsito que sufrió en las calles de México junto a su mujer e hijo. Fue allí donde terminó en terapia intensiva pero más allá del mal momento, se recuperaron en familia. De todas maneras, aclaró, “la música es sanadora dependiendo de en las manos de quien esté porque puede ser como un cuchillo bien afilado. Puede hacer bien o mal”.

Con respecto a su presentación en Corrientes admitió estar contento de volver después de varios años. Hace unos años estuvo en estas tierras junto a su esposa para dar charlas a matrimonios, pero en esa ocasión no brindó concierto alguno. Con este

***

***

espectáculo -en el que presentará un nuevo material con nuevas producciones y otros temas que con gusto sigue cantando-, espera que sea un momento de esperanza para la vida de todos los que asistamos, que nos dé nuevas fuerzas para seguir viviendo.

 Martín Valverde se presentará en Corrientes con una banda de artistas correntinos. “El único que no pertenece a esta tierra soy yo”, remarcó entre risas y detalló que “habrá teclados (lo que implica todo un estudio de producción en el escenario), bajo, percusión, guitarra y voz femenina”, adelantó sin detallar nombres.

Para finalizar dijo que comparte en arte y música lo que cree y lo que ha pasado en su propia vida sabiendo que será a varios a los que les podrá servir lo que escuchen en el concierto.

 Martín Valverde es un hombre de fe que encontró en la música su instrumento para llegar a los demás. Quizás por ello desde hace muchos años es un convencido de la frase de Don Bosco de que la Iglesia sin música es como un cuerpo sin alma.

Google+
Pinterest
WhatsApp