La Municipalidad de Corrientes buscará “involucrar” a la ciudadanía en la problemática a través de charlas en centros integradores.

Concientes de esta situación, el Municipio prepara un trabajo de intervención en el terreno para concientizar sobre la problemática y el incentivo a las personas con problemas de consumo a que se acerquen a pedir ayuda.



El pri­mer Dis­po­si­ti­vo de Aten­ción al Con­su­mo Pro­ble­má­ti­co (DA­COP) fun­cio­na ha­ce tres me­ses en el Cen­tro In­te­gra­dor Co­mu­ni­ta­rio (CIC) “Ge­ne­ral An­dre­si­to” del ba­rrio Ana­hí. Sin em­bar­go, des­de su aper­tu­ra, el pa­sa­do 13 de ju­nio, lle­ga­ron só­lo cin­co pa­cien­tes.
Con­cien­tes de es­ta si­tua­ción, el Mu­ni­ci­pio pre­pa­ra un ar­duo tra­ba­jo de in­ter­ven­ción en te­rre­no pa­ra con­cien­ti­zar so­bre la pro­ble­má­ti­ca e in­cen­ti­var a las per­so­nas con pro­ble­mas de con­su­mo a que se acer­quen a pe­dir ayu­da.
“La de­man­da que se re­gis­tró en las úl­ti­mas se­ma­nas no fue con­si­de­ra­ble y es­to es co­mún, ya que quie­nes pa­de­cen adic­cio­nes les cues­ta acer­car­se”, con­tó Gus­ta­vo Gó­mez, di­rec­tor de Pre­ven­ción, Asis­ten­cia, y Re­cu­pe­ra­ción de Con­su­mos Pro­ble­má­ti­cos a épo­ca.
Has­ta el mo­men­to só­lo se acer­ca­ron cin­co va­ro­nes de dis­tin­tas eda­des pa­ra re­ci­bir un tra­ta­mien­to. “To­dos lle­ga­ron gra­cias a la in­sis­ten­cia de sus ma­dres”, re­mar­có Go­méz y se­ña­ló la im­por­tan­cia del in­vo­lu­cra­mien­to de los fa­mi­lia­res.

Google+
Pinterest
WhatsApp