El evento nacional sobre quemaduras brindó una actualización sobre el tema a los profesionales que participaron y permitió evidenciar algunos desafíos que deberán afrontarse para optimizar la atención.



El XVIII Congreso Argentino de Quemaduras, que se realizó en la provincia con la presencia de destacados conferencistas en la materia, preparó a profesionales de diferentes áreas en las últimas actualizaciones y, paralelamente, develó la inminente necesidad de conformar una red que gestione la respuesta inmediata ante posibles catástrofes.
Actualmente, dado un potencial desastre con víctimas múltiples, sólo el Hospital Pediátrico “Juan Pablo II” cuenta con un servicio de Quemados que podría actuar frente a tal emergencia. Por lo tanto, esto también reveló la necesidad de crear un servicio específico para las quemaduras de los adultos.
Estos desafíos fueron delineados tanto por referentes locales como por expertos de otras provincias y países. De hecho, el médico intensivista que integró el comité científico en respuesta a Cromañón, Jorge Neira, expresó a El Litoral: “Ante los casos de catástrofes, rápidamente, hay que ponerse a trabajar para buscar estrategias para resolver esta situación, esto se hace en forma conjunta entre las sociedades científicas. En Corrientes junto con la Sociedad Argentina de Quemaduras hay muchas cosas que se pueden hacer a corto plazo con las normativas de procedimiento y categorización de las instituciones”.
En el plano local, la presidenta del XVIII Congreso de Quemaduras, Hebe Blanco, a modo de balance indicó a este medio: “El encuentro ha sido un éxito y esperamos que las experiencias compartidas queden asentadas para seguir trabajando en la provincia. Tenemos mucho por hacer, pero sabemos que con la ayuda y el entendimiento de las autoridades gubernamentales podremos contar con el apoyo logístico. También pudimos evidenciar la necesidad de tener un área específica para la atención del adulto quemado”.

Adultos
El servicio de Quemados del Pediátrico es un centro de referencia en la región, pero los centros de salud de adultos no cuentan con este sector. Al respecto, la doctora Blanco precisó que “lo ideal sería que el hospital especializado en trauma tenga un área cerrada y restringida específicamente preparada para el paciente quemado. Esto es así porque las personas que llegan con estas lesiones no pueden ser atendidos en la guardia, junto con otros que presentan diferentes patologías, porque eso aumenta su riesgo de vida y siempre tenemos que garantizar la buena atención”.
La creación de un servicio de quemados, que dé respuesta a las emergencias de los adultos, es uno de los puntos pendientes en el sistema sanitario local y, atento a ello, se presentó un proyecto para la creación de este sector en el Hospital Escuela. 
En este sentido, el doctor Jorge Villegas, que gestionó en Chile la creación de unidades de quemados, señaló a El Litoral: “Hace 40 años atrás en Chile teníamos la misma situación precaria de toda América Latina, pero nos planteamos el objetivo de resolver los grandes problemas que teníamos con los quemados. En primer lugar, gestionamos el financiamiento, luego especializamos a las unidades que ya existían, hasta que finalmente en un plazo de diez años pudimos conformar un centro nacional de unidades de quemados”. Como resultado de ello, actualmente tienen mortalidades por quemaduras inferiores al 10%, mientras que cuando iniciaron la labor los índices eran del 75%.

Comité
“Estamos proyectando conformar una red provincial de emergencias para que todos los centros de salud tengan conocimiento de los puntos de derivaciones”, señaló la doctora Hebe Blanco. En otras palabras, pretenden conformar un comité que pueda gestionar un plan de respuesta ante posibles desastres o catástrofe. De hecho, como primer paso, preparan la realización de simulacros coordinados por expertos.
“El doctor Marcelo Spinassi nos trajo videos de simulacros que realizan en Buenos Aires y quedó pendiente una nueva capacitación para dirigir simulacros en la provincia”, señaló la doctora Hebe Blanco.
Para cerrar, la presidenta del Congreso de Quemaduras 2019 destacó la realización de las jornadas científicas en la provincia. “Fue un éxito, tuvimos casi 400 inscriptos, más de 100 participantes, un taller precongreso. Todo eso nos da la pauta de que la gente está interesada en acercarse y aprender la patología del quemado y seguir trabajando”, sintetizó.

Google+
Pinterest
WhatsApp