Con máquinas remueven el suelo a la vera de la Ruta 12 en uno de los ingresos a la ciudad. Los vehículos deben doblar por una cinta asfáltica construida en el último tiempo para ese fin. En el espacio verde donde está la Virgen siguen con tareas.



Siguen ejecutándose trabajos en uno de los ingresos a la ciudad, específicamente en la zona de la rotonda de la Virgen de Itatí. En ese sector, avanzan con algunas tareas de movimiento de suelo para lo que será la transformación de la Ruta 12 entre Riachuelo y el acceso a Santa Ana. 
En los últimos días, la empresa constructora a cargo desarrolló trabajos frente al espacio verde, en la banquina que da al galpón que utilizaban los puesteros y que se incendió en abril de 2018.
Allí, obreros y máquinas viales trabajan para acondicionar ese tramo rutero, incluyendo también el acceso a una estación de servicio que se encuentra a pocos metros de la rotonda. Por las tareas, la circulación en la zona fue restringida, aunque los vehículos pueden circular utilizando una vía alternativa. 
La cinta asfáltica actual se encuentra cortada, por lo que habilitaron un nuevo carril construido en los últimos meses dentro del plan de obras previsto. Así, los conductores que deseen tomar la ruta hacia la Eragia, deben doblar utilizando la nueva carpeta de asfalto colocada. 
Las transformaciones en ese sector de la ciudad seguirán, y se espera que los trabajos continúen, ya que la ruta pasará a tener cuatro carriles, dos en cada sentido para facilitar la circulación y achicar los riesgos de siniestros viales en uno de los tramos más transitados. 
Mientras tanto, también avanzan con modificaciones en la rotonda propiamente dicha, espacio que cambiará de forma y tamaño para dar paso a los nuevos carriles previstos. En el interior del lugar ya construyeron algunas vías que serán utilizadas luego por los vehículos para hacer los giros y desvíos correspondientes. 
En tanto, el sitio sigue vallado por la ejecución de los trabajos y no está permitido el ingreso de las personas por cuestiones de seguridad, ya que en el interior hay movimiento de máquinas, camiones y obreros  durante gran parte de la jornada. 
En materia vial, más allá del leve desvío mencionado, el paso vehicular se da de manera normal y no se registran mayores contratiempos a pesar de los trabajos, misma situación que en los otros tramos ruteros donde se ejecutan las obras.
Cerca del cruce entre Ruta 12 y Maipú y hasta el ingreso al barrio Pirayuí es otro de los sectores donde en las últimas semanas se llevaron a cabo intervenciones a la vera o sobre la cinta asfáltica actual; aunque tampoco en esos casos se registraron complicaciones importantes para los conductores. 
Vale recordar que, por otro lado, la Provincia cuenta con un proyecto para reformar la Ruta 5, por lo que habrá más transformaciones en ese sector de la ciudad, donde se unirán  las dos autovías, buscando resolver dificultades viales y de infraestructura en general.
En otros tramos ruteros siguen también algunos trabajos de movimientos de suelo y acondicionamiento para las futuras intervenciones, mientras se aguardan resoluciones administrativas para que puedan ejecutarse en otros trayectos.
Por varios meses más se espera que sigan los trabajos en la rotonda y alrededores, mientras que en las otras zonas seguramente se extenderán al menos por todo este año, hasta que los cambios previstos sobre la ruta puedan materializarse completamente. El trayecto total es de aproximadamente 13 kilómetros, que van desde Riachuelo hasta el cruce con la Ruta 43, en el acceso a la localidad de Santa Ana.

Google+
Pinterest
WhatsApp